sábado, 22 de septiembre de 2018

511- Que no se corrompa la joya invisible, tu vida